2013
DOI: 10.7238/c.n20.1315
View full text
|
|
Share
Amalia Creus

Abstract: Inicias tu sesión de Facebook, echas un ojo a las fotos de la fiesta de anoche, te enteras del viaje a Roma de un colega, comentas esa canción antigua y pegadiza que comparte contigo el vecino de arriba. Disfrutas algunas cosas, otras te aburren, bloqueas a algún pesado, saludas a tu chica… Y sigues, minutos, horas a veces, en ese loop infinito; tú y tu ordenador. Y es que ser social en las redes sociales esconde una paradoja: estamos cada vez más conectados pero, según algunos especialistas, también cada vez…

expand abstract