2017
DOI: 10.23854/autoc.v1i1.12
View full text |Buy / Rent full text
|
Sign up to set email alerts
|

Abstract: ResumenEl flagelo del cólera azotó al pueblo de Chile por más de tres oportunidades en toda su historia, moviéndose por diferentes ciudades, recae en Valparaíso entre los años 1886 y 1888, trayendo consigo pánico, desazón y muerte mostrando la cara oculta de una ciudad sus falencias y debilidades. El ángel de la muerte aterrorizo cada rincón de Valparaíso, la gente tuvo que aprender a vivir con el sentimiento de un familiar enfermo y posteriormente muerto. Las autoridades regionales, como la Junta de Salubrida… Show more

Help me understand this report

Search citation statements

Order By: Relevance

Paper Sections

Select...

Citation Types

0
0
0
1

Year Published

2020
2020
2020
2020

Publication Types

Select...
1

Relationship

0
1

Authors

Journals

citations
Cited by 1 publication
(1 citation statement)
references
References 1 publication
(2 reference statements)
0
0
0
1
Order By: Relevance
“…La epidemia de cólera despertó un temor enorme tanto entre las autoridades como en la población, y ante ella se implementaron cordones sanitarios militares, cuarentenas estrictas, control a los viajeros y "se desinfectaba a diestro y siniestro" (Hudemann-Simon, 2017, p. 204). Sabemos que en Chile la desinfección a través de agentes químicos fue propuesta como medida de control epidémico frente al cólera por el Dr. Federico Puga Borne en 1886 y puesta en práctica de manera muy activa durante la epidemia de cólera que asoló Valparaíso entre 1886 y 1888 (Madrid, 2017). Sin embargo, no fue hasta la creación conjunta del Consejo Superior de Higiene Pública y del Instituto de Higiene de Santiago en 1892, cuyo primer director fue el mismo Federico Puga Borne, que se logró avanzar hacia una infraestructura y un equipamiento técnico estable para la desinfección sanitaria con sus respectivos operarios.…”
unclassified