Comunicar 2008 DOI: 10.3916/c31-2008-03-001

Education is in the hands of four actors: parents, teachers, children and TV

Elvira Sánchez-Igual, David Benito-del-Olmo
Abstract: En el pasado, se puede afirmar que educar era cosa de tres. De padres y madres (y/o otros familiares o tutores), de los educadores y/o maestros que comparten horas en el aula con los más pequeños de la casa; y por supuesto de los niños y niñas que son los que reciben la acción educativa. En el presente, el escenario ha cambiado y hoy en día educar es cosa de cuatro. De padres y madres, maestros y maestras, niños y niñas y por último, la televisión tradicional. Pero el futuro marca un nuevo escenario en el que educar sigue sien- A D E N D A❖ Elvira Sánchez Igual y David Benito del Olmo pertenecen a la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) (comunicacion@waece.org). • Elvira Sánchez Igual y David Benito Madrid Educar, cuestión de cuatro: padres, maestros, niños y TV Education is in the hands of four actors: parents, teachers, children and TV Comunicar, nº 31, v. XVI, 2008, Revista Científica de Educomunicación; ISSN: 1134-3478; páginas 245-249El presente trabajo analiza por qué educar ya es cosa de cuatro. Educar era cosa de tres. De los padres, de los educadores y/o maestros, y por supuesto de los niños/as. Pero ahora sabemos que muchos niños y niñas invierten un increíble número de horas a la semana viendo la TV o jugando a los videojuegos. Teniendo en cuenta que los programas que ven influyen claramente en los valores del niño/a, en su percepción del mundo y de la realidad social, tenemos que tener cuidado con el uso de este medio de comunicación. Ha aparecido un actor más en escena que se llama «TV» y que es preciso tener en cuenta, no como un enemigo sino como un aliado potencial.Education used to be in the hands of three actors: parents (and/or other family members or tutors), educators or teachers, who shared time inside the classroom with the children; and of course, the children who received the educational activity. But now we know that a lot of children spend a huge number of hours watching TV or playing video games in front of a screen. Keeping in mind that the programs they watch have a clear influence on their values and on their perception of the world and of their social reality, parents and educators must be careful with the use of mass media. A fourth actor called television has appeared on the stage and it is necessary to take it into consideration as a potential ally, rather than as an enemy.
x

This article either has no citations yet, or we are still processing them